13 mar. 2010

El camino del Peñasco (Salamanca)

Fecha: 1 de septiembre de 2.009
Itinerario: Cruce del Casarito – La mesa del Tío Julián - arroyo del Casarito – las figuras de Tomé – los castaños centenarios – cruce del Casarito.
Distancia: 2,9 km.
Tiempo empleado (incluidas las paradas): 2 horas y 8 minutos.
Desnivel: El desnivel es prácticamente inapreciable, no llegando a superar en ningún caso más allá de los 30 metros.

1.- Iniciamos este pequeño paseo veraniego en el Casarito, cruce de carreteras situado a tan solo unos 4 km. de La Alberca, y donde desde hace ya bastantes años están ubicados varios restaurantes cuya especialidad es la carne a la brasa. Esto es lo que se pudiera considerar la frontera entre la campiña “charra” y la puerta de entrada a las estribaciones montañosas de las Sierras de Francia y La Alberca, al pie justamente de la imponente mole rocosa de la Peña de Francia.
       Tras dejar el coche aparcado en las inmediaciones de cualquiera de los restaurantes de la zona, comenzamos la ruta en la margen derecha del inicio de la carretera que va hacia San Martín del Castañar, donde veremos un rótulo indicador.
1.- El Casarito. Panel indicador de la ruta.

3.- Tomando el sendero al inicio de la ruta.

2.- Sin desnivel alguno, el camino inicialmente va serpenteando por un gran claro rodeado de robles y pinos, desde donde se puede contemplar la majestuosa Peña de Francia. Las continuas marcas senderistas nos van indicando constantemente el camino a seguir.

4.- El grupo de muchachos al inicio de la ruta.

7.- Los “peques”, posando para la foto.

11.- La Peña de Francia parece querer deslumbrarnos.

22.- Atravesando el bosquete.

26.- Las “peques” no dejan de posar ni un momento.

3.- Poco a poco comenzamos a adentrarnos en el pinar, llegando a un claro donde encontraremos “la Mesa del Tío Julián”, una especie de dolmen megalítico, que como el propio nombre indica tiene forma de mesa. El folleto informativo de la Junta de Castilla y León dice que tiene un importante valor arqueológico, si bien desconocemos en donde radica ese valor, pues no hemos encontrando referencia alguna sobre el mismo.
        Los chavales deciden probar la resistencia de la misma poniéndose todos encima de ella. Esperemos que no se rompa, no vaya a ser que luego nos la hagan pagar.

35.- El grupo de muchachos probando la resistencia de la Mesa del tío Julián.
 39.- La Mesa del tío Julián.

Hay que fijarse en una de las piedras sobre las que apoya la tabla de la mesa, ¿a que se parece?
41.- A que se parece esta piedra de la Mesa del tío Julián.

4.- Proseguimos atravesando el pinar que, aunque nos protege del sol, aporta el molesto inconveniente de los “moscos”, esta especie de mosquitos que no pican, pero que formando pequeñas hordas se te arremolinan alrededor de la cara, queriendo meterse por los ojos y haciendo casi insoportable su presencia.

43.- Prosiguiendo el camino a través del bosquete.

          Los hay que aprovechan la soledad de algún tramo del camino para sumirse en lo más profundo de sus propios pensamientos, mostrando una concentración total y absoluta. ¿Será meditación trascendental, o que estamos empezando a pensar en lo que nos espera cuando se terminen estos cuatro días de vacaciones que nos quedan?.

51.- ¿Enfrascado en sus propios pensamientos o concentrado en el camino para no tropezar?

5.- Una suave bajadita nos conduce hacia la carretera SA-201, que hemos de atravesar para proseguir el camino al otro lado, por donde también está perfectamente señalizado.

6.- Nada más atravesar la carretera cruzamos por un puente de hormigón lo que debería ser el arroyo del Casarito, pues prácticamente baja seco, máxime en esta época del año y sobre todo teniendo en cuenta que parece ser este año el invierno por esta zona ha sido bastante seco.

53.- Sobre el puente de piedra del arroyo Casarito. ¿Aguantará tanto peso?

        Tras cruzar el arroyo salimos a otro pequeño claro, donde volvemos a contemplar en todo su esplendor la majestuosa mole rocosa de la Peña de Francia, con la que las chicas pretenden rivalizar en belleza posando ante la misma.

56.- Los chavales tratando de eclipsar la belleza de la Peña de Francia.

7.- A continuación el camino nos lleva a través de un pequeño bosquete de robles, tapizado por una densa capa de helechos que parecen dar la impresión de querer engullirnos.

60.- ¿Se habrá perdido? ¿Dónde está el camino?

62.- Atravesando otro bosquete de robles y helechos.

8.- Para salir a otro claro donde nos encontramos unos peñascales, siendo éste el lugar de ubicación de las figuras de Tomé: una serie de caras humanas, de figuras de animales, y otras de carácter un tanto antropomórfico, que están esculpidas en los salientes y recovecos de estas enormes piedras.
      Los chavales se entretienen buscando las figuras y sacándoles un parecido con algo o con alguien. Tras la búsqueda y la investigación, toca dar cuenta de la merecida merienda.
      Pese a haber realizado alguna rápida búsqueda y consulta en Internet, y también en los folletos turísticos y material bibliográfico existente sobre la zona, no logré averiguar nada sobre el origen y la historia de estas figuras; aunque está claro que tienen un origen humano. ¿Quizás algún antiguo escultor local que en sus paseos por el campo hasta este lugar se entretenía esculpiendo estas figuras?. De cualquiera de las maneras, las figuras de por sí son llamativas, bonitas y bien merecen la pena darse este paseo para conocerlas.  

67.- Las figuras de Tomé.

73.- Las figuras de Tomé.

77.- Las figuras de Tomé.

79.-,La fotógrafa fotografiada.

81.- Las figuras de Tomé.

84.- Las figuras de Tomé.

86.- Las figuras de Tomé.

90.- Los chavales en los peñascales de las figuras de Tomé.

93.- Ángeles y María, en las figuras de Tomé.

94.- Hora de la merienda.

96.- Las figuras de Tomé.

9.- Proseguimos la marcha por el camino, y unos 300 metros más allá entroncamos con otro camino más nuevo y mejor acondicionado.

99.- Reanudamos el camino, tras comprobar la “caradura” de estas figuras.

     De este lugar parten otros caminos que se dirigen hacia la ladera de la Peña de Francia, para afrontar su ascenso por las ancestrales y viejas veredas.
     Un panel informativo nos explica la presencia y características de unos longevos y centenarios castaños ubicados unos metros a la izquierda de nuestra marcha. Imponentes ejemplares que casi no somos capaces de rodear su tronco entre todos.

109.- Foto de grupo al pie del castaño centenario..

110.- Otra foto junto al castaño centenario.

10.- Seguimos el camino más nuevo y mejor acondicionado que se encamina directamente hacia la carretera, pero a los pocos metros nos desviamos hacia la izquierda.

11.- Transitamos por un hormigonado camino que discurre bordeando los límites y las instalaciones del Camping Sierra de Francia, que vamos dejando a nuestra derecha, ya prácticamente vacío y sin actividad; como se nota que estamos a 1 de septiembre y la gente ya ha tenido que retornar a sus lugares de origen para empezar a trabajar, contrastando con el bullicio y la actividad de los meses de julio y agosto.
        A nuestra izquierda vamos dejando varios prados en los que también podemos contemplar más hermosos ejemplares de castaños.

113.- Por el sendero de los castaños centenarios.

117.- El grupo de chicas junto a otro vetusto castaño.

118.- Otro centenario castaño.

12.- Por este camino salimos a la entrada del pueblo del Casarito Viejo, enlazando con la carretera que da acceso a las pocas casas que forman este pueblecito.

13.- Atravesamos nuevamente el arroyo Casarito por un sólido puente de piedra, saliendo a la carretera general, por donde llegamos nuevamente hasta el cruce donde tenemos aparcado el coche.

        Para los que no conozcan la zona, recomendarles que no dejen de visitar cualquiera de los  pueblos que hay en los alrededores, destacando principalmente: Miranda del Castañar, Mogarraz, Monforte de la Sierra, San Martín del Castañar, …..; y por supuesto, por su cercanía, La Alberca, donde es también casi obligado acercarse a conocer las instalaciones de la “Casa del Parque Natural”, de interesantes, amenos y didácticos contenidos.

* Gráfico de cotas de altitud, distancias, horario y tiempos:

* Video de la ruta:

* El track para G.P.S., en Wikiloc:

1 comentario:

  1. MANUEL TOME MIGUEL12/5/10 23:08

    HOLA,ME PRSENTO,SOY, EL ESCULTOR,TOME,O,manuel tome miguel artelista.com y sabreis olgo mas de ese escultor. osdire, que un escultor.no talla por aburrimiento.tallo para darle vida ala roca,y lagente lopueda disfrutar.por ejemplo,ustedes,y que mejor museo que la propia naturaleza. DISFRUTEN DE ELLA.para ulgun comentario y les atendere,gustosa mente,manueltomemiguel@hotmail.com UN SALUDO,

    ResponderEliminar